fbpx

«Es evidente que leve pero sostenidamente, Chile ha venido decreciendo en HFI, lo que representa menos bienestar y menos oportunidades para los chilenos.»

Ha sido conocido el informe The Human Freedom Index 2021, A Global Measurement of Personal, Civil and Economic Freedom una interesante publicación editada en colaboración por el Cato Institute y Fraser Institute. Se trata de un informe que, sobre la base de 82 indicadores de distintas áreas, construye el Índice de Libertad Humana (HFI, por su denominación en inglés) para 165 países de todos los rincones del mundo, rankeandolos año a año y también considerando el desempeño evolutivo de cada uno. De una manera general se entiende la libertad humana como la ausencia de restricciones coercitivas para su desenvolvimiento en la respectiva sociedad. Más allá del marco legal, obviamente.

Los indicadores utilizados para la elaboración del índice se refieren a las siguientes áreas del desempeño social: estado de derecho, seguridad y protección de la población, movimiento, religión, asociación asociatividad y sociedad civil, libertad de expresión e información, relaciones, tamaño del gobierno, sistema legal y derecho de propiedad, circulación de moneda, libertad de comercio internacional y regulaciones. Un amplio abanico de aspectos que permiten caracterizar bien técnicamente cualquier sociedad.

Son 165 países a los que se les calcula el HFI sobre la base de información pública disponible (básicamente del 2019), que reúnen en conjunto el 98,1% de la población mundial. Todos los indicadores se califican de 0 a 10 representando este último la mayor libertad. El promedio mundial del HFI en 2019 es 7,12. El informe da cuenta que los mayores niveles de libertad se tienen en la Norteamérica compuesta por Estados Unidos y Canadá, Europa Occidental y Oceanía. Los menores se encuentran en el Este Medio, Norte de África, la África sub-Sahariana y en el sur de Asia.

Es central en el análisis la demostrada muy estrecha relación entre libertad humana y democracia. Esta libertad, de la forma como la entienden y evalúan los institutos co-editores, es un concepto de carácter social que reconoce la dignidad de las personas.

La tendencia en HFI resulta preocupante ya que 83% de la población mundial vive en jurisdicciones cuyo HFI ha disminuido. El ingreso per cápita del top quartile en HFI es de US$ 48,748. Por el contrario, en el quartile menor dichos ingresos son de US$ 11,259. Finalmente cabe agregar que el HFI tiene estrecha correlación con el bienestar y oferta de oportunidades de la respectiva sociedad.

El HFI de nuestro país es de 8,44 en este informe (8,86 en Libertad Personal y 7,85 en Libertad Económica) ocupando el primer lugar en América Latina y el número 28 a nivel mundial. Le siguen Uruguay y Costa Rica en el segundo y tercer lugar latinoamericano (lugares 33 y 37 respectivamente a nivel global). Los cuatro últimos lugares los tienen Bolivia, México, Nicaragua y Venezuela exhibiendo los lugares 92, 93, 125 y 164 respectivamente en el nivel mundial. ¿Cuba? No tiene datos.

La evolución de Chile ha pasado del ranking 17 en 2008 (HFI de 8,66) al ya comentado 28 en 2019 (HFI de 8,44). En 2014 se tuvo el lugar 29 (HFI de 8,52). Es evidente que leve pero sostenidamente, ha venido decreciendo en HFI lo que representa menos bienestar y menos oportunidades para los chilenos. Los datos del informe corresponden a 2019 por lo que es probable que el «retrato real» de Chile al 2021 sea un poco peor. Revuelta social, deterioro del estado de derecho, estados de excepción, pandemia y condiciones socioeconómicas asociadas, incertezas constitucionales y un largo etc., hacen obvia esa percepción unida a afanes refundacionales de algunos y la polarizada elección presidencial.

Sergio Escobar Miranda, Facultad Ciencias Económicas y, Administrativas, Universidad de Concepción,-